Noticias

MILAGRO ANTIGUO: UNA MIRADA A TRAVÉS DEL TIEMPO

Nuestra Iglesia no siempre fue de hormigón.
Hoy te contamos algo más.

Hasta 1932 el templo de Los Franciscanos o mejor conocido como Iglesia Central San Francisco de Asís fue de madera y caña.
En ese mismo año hubo la necesidad de construir un nuevo y moderno templo de hormigón armado con características similares a la Catedral de Guayaquil.
Sin embargo, la construcción de esta obra comenzó a planificarse en 1942, siendo párroco el Padre Julián Bermúdez, quien organizó el primer Comité de Damas Pro-Construcción del Templo San Francisco de Asís, y juntos pusieron en marcha el proyecto.